domingo, 27 de diciembre de 2015

La investigación como propuestas de enseñanza


En este post quiero compartir un texto que intenta justificar la utilización de la investigación escolar como una potente forma de enseñanza, a condición que se ajuste lo mas posible a las formas válidas de producción de conocimiento en las ciencias sociales. Les dejo la introducción y el link para que lo lean completo.

Para ver el texto completo aquí


La investigación como propuestas de enseñanza

“El inicio del conocimiento repito, es preguntar. Y solamente a partir de preguntas, y no lo contrario: establecer las respuestas con lo que todo el saber se detiene justamente en eso ya está dado, es un absoluto, no deja lugar a la curiosidad ni a elementos por descubrir. El saber está hecho, éste  es la  enseñanza”[1]
Resulta imposible pensar en la posibilidad de enriquecer la enseñanza e impactar de forma perdurable en las experiencias educativas de nuestros alumnos sin que ellos desarrollen su curiosidad, su capacidad de preguntarse y buscar respuestas con relativa autonomía, lo cual implica necesariamente el involucramiento activo en la generación de conocimiento, es decir, que aprendan a aprender.
En las prácticas escolares, promover la curiosidad mediante el trabajo con preguntas puede malinterpretarse. Veamos de cerca el asunto, no se trata de preguntar en cualquier forma  sino más bien de aprender a formular preguntas que permitan generar conocimientos, por tanto es imprescindible utilizar la investigación y los métodos científicos, en tanto, formas válidas de producir conocimientos. Las preguntas, a partir de lo conocido, son un buen puntapié para recorrer un genuino proceso de aprendizaje, con rumbo cierto, a través del método científico, lo cual también implica finales abiertos, es decir, formular preguntas de las cuales no se tenga previa respuesta, preguntas verdaderas que desplieguen caminos de investigación (escolar).
Vale resaltar que en la investigación deben converger los contenidos curriculares seleccionados, los temas propuestos para su abordaje y los objetivos de aprendizaje que se desea alcanzar. No se trata de abandonar o dejar librados al azar los contenidos ni los objetivos en las propuestas de enseñanza, sino de establecer los mejores medios para, en cada momento, lograr lo propuesto. Más bien se trata de llevar adelante los propósitos que anhelamos de nuestras propuestas de enseñanza, hacerlos carne en el trabajo cotidiano con nuestros alumnos.
El trabajo con preguntas lo debemos asociar en forma estrecha a la producción científica y este texto desarrolla algunas claves para acercar la obtención de conocimiento científico en las ciencias sociales y su enlace a las prácticas escolares del secundario, de modo que los alumnos pueden ser investigadores escolares, para desarrollar y fortalecer las capacidades de indagación, creatividad y asombro. Asimismo potenciar la escritura, la comprensión de textos, el procesamiento de información, su valoración, ordenamiento y la formación de ideas y pensamientos propios, a partir de la argumentación lo cual genera un ámbito abierto al debate, el intercambio y la discusión de posiciones. En el mismo sentido, el desarrollo de capacidades lógico-matemáticas, en el análisis y procesamientos de datos, la elaboración de tablas, cuadros y gráficos y diversas operaciones estadísticas que ayudan a integrar los conocimientos escolares. Investigar implica siempre indagar en temáticas complejas, multidimensionales y entramados que se presentan como unidades difíciles de fragmentar en asignaturas escolares, lo cual hace necesario el trabajo interdisciplinario.
Lograr generar propuestas de enseñanza donde cobre sentido el estudio de las ciencias sociales, persiguiendo aprendizajes significativos en los alumnos en tanto permita comprender la realidad en sus diferentes niveles (mundial, nacional, local), desnaturalizar las relaciones sociales, historiar los procesos sociales y por sobre todo generar preguntas que motoricen la curiosidad. Este es el fin último de este texto.

Para ver el texto completo aquí

[1] Paulo Freire y Antonio Faundez. “Por una pedagogía de la pregunta” Siglo XXI. Buenos Aires. 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario