domingo, 27 de diciembre de 2015

Mercado laboral y sus problemáticas actuales (Secuencia Didáctica)

En este post quiero compartir un trabajo presentado en las V Jornadas de Enseñanza de la Economía en la UNGS.

Les dejo el resumen y el link para el trabajo completo aquí



Mercado laboral y sus problemáticas actuales


Se presenta una propuesta de enseñanza para abordar el mercado laboral desde el análisis de problemáticas para los trabajadores, en particular los jóvenes, para ello se formula una propuesta que incluye una secuencia de tareas que permiten profundizar en el tópico a partir de la incorporación genuina de las TIC.

La actividad está destinada para alumnos de quinto año de las escuelas secundarias de la Ciudad de Buenos Aires dentro de la asignatura Macroeconomía.

La propuesta se enmarca en el abordaje de prácticas de la enseñanza que, incluyendo TIC, sobresalen por lo que generan en clase y por su huella perdurable en la experiencia escolar, lo que Maggio denomina enseñanza poderosa.


El propósito que tiene esta actividad es que los alumnos puedan reflexionar sobre su propia realidad socioeconómica a partir de su futura inserción laboral, para ello se juzga relevante el aprendizaje sobre la estructura y dinámica del mercado de trabajo a partir de los principales indicadores y problemáticas, como la desocupación, la informalidad, las diferencias salariales por género o los niveles salariales del mercado laboral argentino.

Leer completo aquí


La investigación como propuestas de enseñanza


En este post quiero compartir un texto que intenta justificar la utilización de la investigación escolar como una potente forma de enseñanza, a condición que se ajuste lo mas posible a las formas válidas de producción de conocimiento en las ciencias sociales. Les dejo la introducción y el link para que lo lean completo.

Para ver el texto completo aquí


La investigación como propuestas de enseñanza

“El inicio del conocimiento repito, es preguntar. Y solamente a partir de preguntas, y no lo contrario: establecer las respuestas con lo que todo el saber se detiene justamente en eso ya está dado, es un absoluto, no deja lugar a la curiosidad ni a elementos por descubrir. El saber está hecho, éste  es la  enseñanza”[1]
Resulta imposible pensar en la posibilidad de enriquecer la enseñanza e impactar de forma perdurable en las experiencias educativas de nuestros alumnos sin que ellos desarrollen su curiosidad, su capacidad de preguntarse y buscar respuestas con relativa autonomía, lo cual implica necesariamente el involucramiento activo en la generación de conocimiento, es decir, que aprendan a aprender.
En las prácticas escolares, promover la curiosidad mediante el trabajo con preguntas puede malinterpretarse. Veamos de cerca el asunto, no se trata de preguntar en cualquier forma  sino más bien de aprender a formular preguntas que permitan generar conocimientos, por tanto es imprescindible utilizar la investigación y los métodos científicos, en tanto, formas válidas de producir conocimientos. Las preguntas, a partir de lo conocido, son un buen puntapié para recorrer un genuino proceso de aprendizaje, con rumbo cierto, a través del método científico, lo cual también implica finales abiertos, es decir, formular preguntas de las cuales no se tenga previa respuesta, preguntas verdaderas que desplieguen caminos de investigación (escolar).
Vale resaltar que en la investigación deben converger los contenidos curriculares seleccionados, los temas propuestos para su abordaje y los objetivos de aprendizaje que se desea alcanzar. No se trata de abandonar o dejar librados al azar los contenidos ni los objetivos en las propuestas de enseñanza, sino de establecer los mejores medios para, en cada momento, lograr lo propuesto. Más bien se trata de llevar adelante los propósitos que anhelamos de nuestras propuestas de enseñanza, hacerlos carne en el trabajo cotidiano con nuestros alumnos.
El trabajo con preguntas lo debemos asociar en forma estrecha a la producción científica y este texto desarrolla algunas claves para acercar la obtención de conocimiento científico en las ciencias sociales y su enlace a las prácticas escolares del secundario, de modo que los alumnos pueden ser investigadores escolares, para desarrollar y fortalecer las capacidades de indagación, creatividad y asombro. Asimismo potenciar la escritura, la comprensión de textos, el procesamiento de información, su valoración, ordenamiento y la formación de ideas y pensamientos propios, a partir de la argumentación lo cual genera un ámbito abierto al debate, el intercambio y la discusión de posiciones. En el mismo sentido, el desarrollo de capacidades lógico-matemáticas, en el análisis y procesamientos de datos, la elaboración de tablas, cuadros y gráficos y diversas operaciones estadísticas que ayudan a integrar los conocimientos escolares. Investigar implica siempre indagar en temáticas complejas, multidimensionales y entramados que se presentan como unidades difíciles de fragmentar en asignaturas escolares, lo cual hace necesario el trabajo interdisciplinario.
Lograr generar propuestas de enseñanza donde cobre sentido el estudio de las ciencias sociales, persiguiendo aprendizajes significativos en los alumnos en tanto permita comprender la realidad en sus diferentes niveles (mundial, nacional, local), desnaturalizar las relaciones sociales, historiar los procesos sociales y por sobre todo generar preguntas que motoricen la curiosidad. Este es el fin último de este texto.

Para ver el texto completo aquí

[1] Paulo Freire y Antonio Faundez. “Por una pedagogía de la pregunta” Siglo XXI. Buenos Aires. 2013

jueves, 17 de diciembre de 2015

Regiones Económicas y Economías Regionales

En este post comparto una secuencia didáctica para trabajar las economías regionales y las regiones económicas. Como siempre se esperan sus comentarios, críticas y sugerencias.

Para ver el texto completo aquí


Regiones Económicas y Economías Regionales
En la asignatura de Economía perteneciente al tercer año de la escuela secundaria de la Ciudad de Buenos Aires usualmente se deja de lado el estudio de la economía nacional[1] y sus regiones, temas abordados generalmente por Geografía, lo cual se refleja en la presencia temática en la mayoría de los textos escolares o manuales de la disciplina.
Resulta pertinente pensar el abordaje desde la economía por su potencialidad de concretizar conceptos, relaciones, teorías que resultan en muchos casos abstractos, por ejemplo, la producción, como actividad y como proceso, su relación con el crecimiento económico y las posibilidades de desarrollo. Asimismo la potencialidad de abrir debates en torno a problemáticas complejas como la situación de los trabajadores, la inserción internacional del país o la concentración y extranjerización de la economía nacional.
La estrecha vinculación entre las disciplinas (geografía y economía), abra la posibilidad al trabajo conjunto, interdisciplinario e integrado. Sin embargo, en muchas ocasiones esta potencialidad depende exclusivamente de la afinidad entre los docentes y su voluntad de llevarlo adelante, no existe un espacio institucional que propicie este tipo de abordajes. Esta situación debe ser revisada desde la autoridades de modo de impulsar el trabajo conjunto entre docentes, de distintas áreas, que enriquezca las propuestas de enseñanza y favorezca los aprendizajes significativos de los alumnos a partir del abordaje de temáticas complejas que requieren una mirada multidimensional.

Propósitos, objetivos y recursos

En los propósitos descriptos por la NES para la asignatura de Economía (tercer año) encontramos, “presentar una visión introductoria y general acerca de las actividades y procesos económicos y, particularmente, respecto del ciclo económico desde la perspectiva de la economía nacional e internacional”. En otras palabras, se propicia el desarrollo en las capacidades descriptivas, analíticas y comprensivas en torno a problemáticas sociales y económicas.
En el mismo sentido, se persigue la integración de los contenidos de la propia asignatura y la interrelación con las demás asignaturas tanto del área social, como de las demás disciplinas. Se entiende la realidad como un todo, indivisible en su comprensión, aunque con alta fragmentación en el ámbito escolar.

La propuesta promueve el trabajo grupal a partir de trabajos en soporte digital, como son los documentos colaborativos, del estilo Google Drive, lo cual requiere profundizar los conocimientos en torno a herramientas informáticas, tanto los procesadores de texto en tanto medio de escritura, como la utilización de planillas de cálculo, para la gestión de información estadística, elaboración de cuadros y gráficos.
Los anteriores propósitos se piensan para lograr los siguientes objetivos,
  •   Identificar las regiones económicas y sus diferencias en torno a la producción, la población, los recursos naturales, el mercado laboral y su inserción en mercado internacional.
  •  Distinguir las nociones de crecimiento y desarrollo económico.
  • Conocer algunos de los indicadores empleados para medir la actividad económica y el bienestar social.
  • Introducir problemáticas socioeconómicas, como el trabajo precario, la pobreza y la desigualdad.
  • Distinguir actividades económicas, sectores de producción y agentes económicos.
  • Problematizar la actividad de empresarial.Identificar recursos naturales de cada región y su explotación económica.


Para alcanzar estos objetivos se proponen como recursos, por un lado, la confección de informes escritos que describan y analicen las diferentes regiones económicas de Argentina. Por otro lado, el análisis de casos que aborden características relevantes y permitan problematizar algún aspecto de su realidad socioeconómica. Asimismo se espera que estas tareas favorezcan indagaciones, preguntas que queden pendientes y permitan el estudio a futuro, es decir, que incentiven   la curiosidad en los alumnos mediante la pregunta como disparador del conocimiento. Alejarse del sentido común como forma de conocer para acercarse al conocimiento científico, para ello es imprescindible aproximarse a la utilización del método científico.
Lograr un abordaje actual, respecto a la disciplina, no solo debe explicar las últimas y más “modernas” teorías o enfoques, sino que también transmitir como se construyen las mismas, es decir, como se produce actualmente el conocimiento en economía y cuál es su poder explicativo de la realidad. En este sentido debemos pensar la enseñanza al modo que se piensa la disciplina, integrar la construcción de conocimiento mediante las investigaciones, su metodología y contratación con la evidencia empírica. Este aspecto se postula como un desafío para la didáctica de la economía en la escuela media.
En este camino, la valiosa contribución que brinda la utilización de fuentes primarias de información estadística son de vital importancia para trabajar en la contrastación empírica de diferentes teorías, discursos o afirmaciones del “sentido común” en diversas temáticas a partir de la cuantificación de diversas variables, su ubicación geográfica, la evolución histórica o las posibilidades de acceso a diversos servicios (educativos, atención médica, entre otros), que abarcan un amplio abanico de problemáticas económicas y sociales.
Brindar la posibilidad a los alumnos de acercarse a temas complejos desde una visión más concreta, cercana y significativa para sus entornos. A su vez la labor con fuentes de información primaria amplía las posibilidades de trabajar sobre el desarrollo de capacidades analíticas, interpretativas y de procesamiento de información para alcanzar conclusiones, pensamientos y razonamientos propios de los alumnos. A su vez fortalece las capacidades de expresión escritura u oral, y la exposición de resultados mediante cuadros, gráficos o infografías, en diversas herramientas tanto digitales como en papel.
La incorporación de TIC en las prácticas de enseñanza y las tareas de aprendizaje son estimuladas a partir del trabajo con datos reales, que desafié a los alumnos motivándolos a partir de enfrentarse a la producción de conocimientos, lo cual requiere integrar saberes previos, habilidades y capacidades no solo en el uso de los dispositivos y programas como entretenimiento sino también como facilitadores al acceso, análisis y producción de información. Estas tareas logran una inclusión genuina de las tecnologías en las prácticas cotidianas dentro y fuera de la escuela, de modo de resignificar los usos de las TIC en el ámbito escolar.
No se trata de enseñar a los alumnos a utilizar los dispositivos, acceder a información, poder utilizarla, procesarla, comprenderla sino fundamentalmente  incentivarlos a producir textos y contenidos digitales a partir del uso de las nuevas tecnologías de comunicación. Este proceso constituye una potencialidad de generar conocimientos valiosos para los alumnos y permite abordar diversos tópicos desde la integración dialéctica de la teoría y la práctica rompiendo la concepción aplicacionista que secuencia las prácticas escolares en “enseñar-aprender-aplicar”.
De este modo, se recupera el concepto de “aprendizaje vivencial”, lo cual implica un aprendizaje cargado de compromiso personal donde la persona participa del aprendizaje en lugar de absorber pasivamente lo que el docente enseña, de esta forma el aprendizaje tiene sus raíces en el sentido y la significatividad lo cual aumenta la capacidad del estudiante para comprender los hechos y procesos que son importantes para su vida de manera de poder influir en ellos.
En el mismo sentido se busca potenciar la “curiosidad intuitiva” de los estudiantes, lo que requiere contestar, en forma adecuada, a cuestionamientos comunes entre nuestros alumnos: “¿para qué y por qué estudiamos esto?”, como afirma Raquel Gurevich, “conocer el mundo social no puede convertirse en un saber por el saber mismo o el placer de conocer, sino más bien un conocer para desnaturalizar las características de las sociedades y territorios, para intervenir, para decidir, para cambiar, para criticar[2]
Por tanto se piensa que el rol docente consiste centralmente en transmitirles a los estudiantes la pasión por pensar más allá de lo pensado, apartando a los alumnos de una aceptación inconsciente del estado de cosas para percibir el mundo de manera crítica. De modo que desarrollen su propio  pensamiento, provocando rupturas y conflictos cognitivos con todo aquello que implique naturalizar la realidad social y económica presente, pasada y futura. Por el contrario, que los alumnos logren comprender que participan en la construcción histórica de la sociedad.

Información estadística y TIC

Ahora bien, si bien el acceso a las fuentes de información que se proponen utilizar es libre y gratuito, es poco común que los docentes los utilicen en sus prácticas de enseñanza. Por tanto incentivar la utilización de estas fuentes de información para generar propuestas de enseñanzas, es un objetivo central de esta propuesta, más cuando el acceso y la gestión de la información se pueden realizar con gran facilidad, sin necesidad de ser expertos, gracias al manejo de las herramientas  tecnológicas. Resuelto el problema del acceso a la información, queda para los docentes (nosotros) el trabajo sobre las capacidades de análisis, comprensión, interpretación y formación de criterios de valoración de los alumnos y su relación con las teorías, conceptos y problemáticas.
Diversas aplicaciones permiten acceder a evidencias empíricas que, usualmente, se piensan reservadas para expertos, pero que son de fácil acceso en forma libre y gratuita. Esto permite incorporar metodologías de trabajo que incluyan la interpretación de datos estadísticos, su análisis y evaluación crítica por parte de los alumnos, además de incentivar la investigación como forma de generar conocimiento mediante el trabajo con hipótesis, preguntas o afirmaciones del “sentido común” que sean contrastadas con las estadísticas. En este sentido se acentúa la experiencia del aprendizaje, el hacer como forma de conocer y el conocer para comprender la realidad social y transformarla si se lo considera necesario.

Las TIC como medios para enriquecer la enseñanza

Las TIC son poderosas herramientas que permiten romper los estrechos límites del edificio escuela, sus ritmos rígidos, en busca de transformar el espacio y el tiempo del aprendizaje, lo cual va en sintonía con los cambios en las culturas juveniles y con las nuevas estrategias de aprendizaje de los adolescentes actuales.
De este modo es  imprescindible entramar las TIC en los procesos de enseñanza  dado que las formas de aprender de nuestros alumnos están mediadas por las nuevas tecnologías, en particular la utilización de pantallas junto a la conexión a internet.
Ahora bien, su incorporación debe ser genuina al proceso de enseñanza de modo que potencie los aprendizajes de los alumnos, sin agregar dificultades que obstaculicen el logro de los alumnos en torno a los objetivos y propósitos de las actividades de enseñanza. En este sentido debe realizarse un uso crítico y responsable de las TIC,  valorando sus posibilidades como herramientas (medios), no como fines en sí misma.
La inclusión de las nuevas tecnologías se debe hacer para enriquecer el enfoque y las posibilidades de apropiación y construcción de los conocimientos por parte de los alumnos; además de propiciar el trabajo colaborativo como mecanismo de ampliar aquellas posibilidades. En ese sentido, la resignificación de las redes sociales nos permite usarlas al servicio del aprendizaje a través de la colaboración, hace posible multiplicar las posibilidades de nuestros alumnos de aprender, como afirma Aníbal Loguzzo, la “potencialidad del trabajo con recursos tecnológicos resulta de la posibilidad de desarrollar propuestas que consideren la interacción entre pares como eje central de los procesos de enseñanza y de aprendizaje, fomentando la cooperación, la solidaridad y el diálogo en el grupo”.

Para ver el texto completo aquí




[1] Esta situación también ocurre en Macroeconomía perteneciente al quinto año de las escuelas comerciales.
[2] Gurevich, R. “Un desafío para la geografía: explicar el mundo real” en Alderoqui, S. y Aisenberg, B. (comp) Didáctica de la Ciencias Sociales. Buenos Aires. Paidós. 1994.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Informalidad en el mercado laboral jujeño

En este trabajo se considera ocupación informal a aquella que se realiza sin aportes o descuento jubilatorios correspondientes de acuerdo a la categoría ocupacional de la persona. En otras palabras se considera informal a la ocupación que deja a la persona fuera del régimen de seguridad social de acuerdo con la normativa legal vigente. En la provincia de Jujuy el 49% de los ocupados sufrían la informalidad en sus ocupaciones de acuerdo a la información censal del año 2010, esto implica 133.909 personas ocupadas sin descuento o aporte jubilatorio.

Para el análisis en el presente apartado se consideran las clasificaciones por categoría ocupacional, género y rama de actividad para el año 2010 a partir de datos censales en la provincia de Jujuy.

El concepto de informalidad laboral ha ido cambiando a través del tiempo, durante la década del sesenta era interpretada a partir de la teoría de la marginalidad, en este enfoque las actividades informales aparecían asociadas a sectores marginales de la sociedad, que no podían siquiera constituirse en ejercito de reserva para el gran capital (Nun). El enfoque que ha tenido la mayor influencia ha sido el Programa Regional de Empleo para América Latina y el Caribe (PREALC) de la OIT que “considera al sector informal como la franja de actividades de baja productividad” (Carpio y Novacovsky). Más allá de los posteriores ajustes realizados dentro de este enfoque, quedó vigente la idea de que “la informalidad es una forma de producir relacionada con la heterogeneidad estructural que caracteriza a las economías de menor desarrollo” (Carpio y Novacovsky). En la década del ochenta, se destacó la centralidad de la inserción laboral para la integración social, por lo que aquellos individuos con inserciones laborales endebles o precarias se constituyen en una población especialmente vulnerable, con riesgo de exclusión. Según el Ministerio de Trabajo de la Nación, puede entenderse como trabajo informal a aquellas actividades laborales desarrolladas por fuera del 
marco legal, sin los derechos y beneficios que este provee. Se trata de aquellas personas no registradas en el Sistema de Seguridad Social, por tanto, en este trabajo, la denominación “no registrado” o “informal” reviste el mismo criterio.

Para ver el trabajo completo, haga click aquí